Según el estudio del Foro de Humanismo Tecnológico de Esade: La ‘Ley Rider’ genera el doble de contrataciones de personas repartidoras y el crecimiento de la facturación del sector delivery

  • El informe aborda la aportación positiva de dicha ley en términos de laboralización del sector delivery: el número de repartidores con contrato laboral se ha duplicado, de 5.464 en mayo de 2021 a 10.980 en agosto de 2022
  • En términos de facturación, ​​según fuentes como NPD Group, calculan que el sector delivery ingresó en 2021 2.600 millones de euros, un 80% por encima de la cifra registrada dos años antes. Según las previsiones, la Ley Rider no habría tenido ningún impacto negativo en términos de facturación
  • Según datos oficiales de la Seguridad Social, desde la aprobación de la ley el organismo habría obtenido ingresos adicionales en concepto de cotizaciones empresariales por un valor de más de 4,7 millones de euros
José María Lassalle (derecha) autor del informe ‘Ley Rider, un año después’ y Patrik Bergareche (izquierda) director general de Just Eat España.JPG
  • JPG
José María Lassalle (derecha) autor del informe ‘Ley Rider, un año después’ y Patrik Bergareche (izquierda) director general de Just Eat España.JPG

Madrid, 27 octubre 2022.- Tras el primer año desde la aplicación de la ‘Ley Rider’, se han duplicado las contrataciones de personas repartidoras: el número total de trabajadores del sector delivery sujetos a un contrato laboral se ha duplicado, pasando de 5.464 en mayo de 2021 a 10.980 en agosto de 2022. Es una de las principales conclusiones del informe ‘Ley Rider, un año después’ que ha elaborado el Foro de Humanismo Tecnológico de Esade, en colaboración con Just Eat, con el objetivo de analizar su impacto tras su primer año de vigencia. El documento recoge datos de fuentes oficiales que demuestran este significativo aumento de las contrataciones en el sector y ofrece una comparativa entre los derechos y retribuciones que reciben las personas que se encuadran dentro del modelo laboral frente al modelo del falso autónomo. 

A pesar del debate que se ha suscitado en torno a esta ley, empresas del sector como es el caso de Just Eat, que ha colaborado en la elaboración de este informe, defendieron desde el principio su implementación. Y los resultados lo avalan, ya que la nueva norma ha tenido un impacto positivo en términos de laboralización de los repartidores. La mejora también ha sido evidente en términos cualitativos, ya que la mayoría de los nuevos trabajadores son de carácter indefinido. Su incremento ha sido superior al 167% en el período de tiempo de referencia (mayo 2021-agosto 2022), pasando de representar, sobre el total de trabajadores con contrato laboral del sector, de un 73,42% al 97,78%, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Además, en cuanto a facturación, se calcula que el sector delivery ingresó en 2021 2.600 millones de euros, un 80% por encima de la cifra registrada dos años antes, según datos de NPD Group. Por ello y según las previsiones, la Ley Rider no habría tenido ningún impacto negativo en términos de facturación.

En palabras de José María Lassalle, director del Foro de Humanismo Tecnológico de Esade y autor del informe: “La Ley Rider, que tiene como objetivo regular un sector relevante de la economía digital, responde a la apuesta española por el Humanismo Tecnológico que se recoge en la Carta de Derechos Digitales y busca mejorar la situación de sus profesionales riders. Los datos demuestran que la Ley Rider se ha convertido en un ejemplo de humanismo tecnológico y de garantías laborales para miles de personas repartidoras y en una fuente de inspiración para la Directiva Europea de condiciones laborales en plataformas”.

Más ingresos públicos y garantías de derechos para los repartidores

Además, la Ley Rider ha supuesto un aumento de ingresos de las arcas de la Seguridad Social, a través del incremento de las cotizaciones empresariales. Tomando como referencia una base de cotización de 1.000 euros al mes, y teniendo en cuenta que desde la aprobación del Real Decreto-ley 9/2021 el número de asalariados en el sector delivery ha aumentado en 5.516, la Seguridad Social habría obtenido ingresos adicionales en concepto de cotizaciones empresariales por un valor de más de 4,7 millones de euros. 

Pero lo más relevante es que las condiciones legales y económicas de los repartidores han mejorado. En el caso de Just Eat, los trabajadores contratados tienen un salario garantizado de 15.200 euros al año, por encima del SMI, pero además se benefician de derechos tan relevantes como el desempleo, subsidio por desempleo para mayores de 52 años, indemnización por despido, cobertura frente a bajas, vacaciones pagadas, medidas de seguridad y formación. Sólo el derecho a desempleo supone que las personas repartidoras contratadas pueden disfrutar de unos ingresos de 700 euros al mes los primeros 181 días, y el subsidio por desempleo para mayores de 52 años les garantiza unos ingresos mensuales de 462 euros hasta la edad de jubilación.

Según Patrik Bergareche Sainz de los Terreros, Director General de Just Eat España: “Desde Just Eat siempre hemos apoyado el cumplimiento de esta ley, pero también somos críticos y hemos querido analizar qué es lo que ha funcionado y lo que no. Por ello hemos querido colaborar con el Foro de Humanismo Tecnológico de Esade en este estudio para aportar todo el conocimiento práctico que tenemos como empresa de referencia en el sector del delivery en España y completar con nuestro ejemplo un informe basado en datos de fuentes oficiales de instituciones relevantes”.

Además, la Ley Rider ha tenido una influencia visible sobre la propuesta de Directiva de la Comisión de condiciones laborales del trabajo de plataformas. Actualmente, esta directiva se encuentra en el Parlamento Europeo a la espera de ser aprobada por el Consejo, que presumiblemente lo hará durante la presidencia española de la UE. La normativa propone, por un lado, crear una presunción de laboralidad para todos los trabajadores de plataformas digitales -no solo las de reparto, según está previsto en la norma española- para establecer los derechos mínimos aplicables a todas las personas que realizan trabajo en plataformas en la Unión Europea. Y por otro lado, el reconocimiento del derecho de información en el uso de los algoritmos en las plataformas digitales. 

Una ley que aporta un campo ético acorde con el Humanismo Tecnológico

Según fuentes de la Comisión Europea, en el año 2018 cerca del 2,6% de la población activa en España ejercía su trabajo principal a través de plataformas digitales. Esta ley busca  cambiar la situación de vulnerabilidad y mejorar el status profesional de los riders en dos direcciones: a través de la presunción de laboralidad y reconociendo un derecho sindical de los trabajadores de cualquier empresa -plataforma o no-, a conocer las reglas algorítmicas que inciden en las condiciones que definen el trabajo por cuenta ajena.

Igualmente, el informe revela que sigue siendo necesario reforzar la inspección del trabajo y la implementación de los mecanismos de cumplimiento de la ley para evitar situaciones de posible competencia desleal. En conclusión, se debe avanzar hacia la negociación de un convenio colectivo sectorial que homogenice unas condiciones salariales y de empleo suficientes en el sector. En este sentido, el convenio colectivo de Just Eat constituye una referencia positiva y puede impulsar experiencias similares que contribuyan a generalizar unas condiciones laborales garantistas en el sector.

Acerca de Just Eat Takeaway.com

Just Eat Takeaway.com (LSE: JET, AMS: TKWY) es un operador digital internacional líder en el sector de reparto de comida a domicilio.


Con sede en Ámsterdam, la compañía está centrada en conectar a consumidores y restaurantes a través de sus plataformas. Con más de 680.000 partners conectados, Just Eat Takeaway.com ofrece a los consumidores una amplia variedad de opciones de comida. Just Eat Takeaway.com colabora principalmente con restaurantes con servicio de reparto propio, pero, además, proporciona su propio servicio de reparto a domicilio a los restaurantes que no cuentan con esta opción.


La compañía ha crecido rápidamente hasta convertirse en la plataforma digital líder de reparto de comida a domicilio, con presencia en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Canadá, Australia, Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Eslovaquia, Francia, Irlanda, Israel, Italia, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Polonia, España y Suiza.

Datos del contacto

Receive Just Eat Takeaway.com news on your RSS reader.

Or subscribe through Atom URL manually